mecanica

Climatización. Cómo cuidar el aire?

El aire acondicionado no sólo ofrece las posibilidades de una agradable temperatura en el habitáculo, forma parte de la seguridad ya que el conductor se siente mucho más cómodo y sus reacciones son más inmediatas. No hay que olvidar que el excesivo calor es uno de los factores que más influye en la somnolencia, en la concentración y en el estado de alerta del conductor.

La temperatura del cuerpo humano oscila entre los 35,5° y los 37°, mientras que la temperatura ambiente ideal es sensiblemente menor y está en el orden de los 22/24° centígrados. Por esta razón, se debe regular el climatizador a una temperatura razonable y siempre teniendo en cuenta la exterior del vehículo. Lo normal es que la diferencia con el exterior se ubique entre los 8/10° menos y sí ésta supera los 35°, no es recomendable que la franja se estire más allá de los 12°.
Pero el aire acondicionado también mantiene y controla el nivel de humedad relativa en el habitáculo ubicándola aproximadamente en el 30% y a la vez, por medio del sistema de filtros, elimina impurezas como polvo, restos de suciedad, polen, etc.
En días de lluvia o alto nivel de humedad, el aire sirve para desempañar los cristales al conectar el compresor. Esto también se puede realizar en invierno, ya que existe una falsa creencia de que el aire acondicionado sólo produce aire frío.
El aire que saldrá por la toberas correspondientes lo hará a la temperatura que el conductor seleccione por medio del regulador correspondiente, si usted elige 25° y pone en marcha el aire acondicionado, el sistema respetará la temperatura seleccionada.
Por todo esto, el aire acondicionado del auto debe estar en perfectas condiciones, algo que sólo se logra con adecuado mantenimiento del equipo.

Cómo sacarle el mayor provecho al aire

1. Ventilación previa
Es necesario ventilar el interior del habitáculo antes de conectar el aire acondicionado. De esa manera puede salir el calor acumulado, especialmente en los días de intenso calor o después de haber dejado el auto bajo los rayos del sol.
2. Cerrar las ventanillas
Una vez aireado el interior del auto, es necesario cerrar las ventanillas y el techo solar, así el habitáculo se enfriará más rápidamente.
3. Conexión al máximo
A continuación se debe conectar el aire acondicionado al máximo en posición de “recirculación” de aire por las salidas frontales y laterales con el forzador a fondo.
4. Recirculación justa
Una vez alcanzada la temperatura requerida, se desconecta la recirculación de aire. De no hacerlo así la atmósfera interior comenzará a enrarecerse.
5. Salidas de aire
Es importante que en ningún caso las rejillas de ventilación estén obstruidas, ni siquiera por un celular. Tampoco se debe conectar el aire acondicionado con
todos los difusores y salidas del habitáculo cerradas.
6. La limpieza
Al lavar el vehículo no es conveniente dirigir aire comprimido a presión contra el radiador ya que se podría dañar el filtro del habitáculo. También hay que tener cuidado con los aerosoles que se utilizan para darle brillo a la plancha, pueden originar problemas en las conexiones internas detrás del tablero.

Back to top