noticias

Toyota I-Road

Mitad coche, mitad moto, este vehículo de transporte unipersonal seguirá su desarrollo con unas pruebas públicas en la capital japonesa.

Una de las formas de transporte por la que más apuestan los fabricantes japoneses de cara a un futuro inmediato son los monoplazas urbanos, que podrían convertirse en la forma más racional de desplazarse en las megaciudades como Tokyo. Por eso, Toyota sigue desarrollando su i-Road, que ya ha puesto a prueba en la capital japonesa.

La marca japonesa ha visto la posibilidad de innovar en este nuevo segmento con el Toyota i-ROAD, compacto y versátil. Mide 2,35 metros de largo, 1,44 de alto, 0,85 de ancho y su distancia entre ejes es de sólo 1,70 metros.

Sin duda, la principal novedad tecnológica que incorpora es un sistema que hace bascular la carrocería para mejorar la dinámica y garantizar la estabilidad en todo momento. La marca lo denomina 'Active Lean' e incorpora un motor y un engranaje de inclinación montados sobre la suspensión delantera y conectados mediante una horquilla a las dos ruedas delanteras. Gracias a una centralita que calcula la inclinación necesaria, en función del ángulo de la dirección y la velocidad, el i-Road mantiene el equilibrio sólo.

En el apartado mecánico, cuenta con un motor eléctrico de 9,5 cv que entrega su potencia a las ruedas delanteras y limita su velocidad punta a los 30 km/h. A cambio, su autonomía se sitúa en los 50 kilómetros.

Galería de fotos:

Back to top