f1

Alonso, orgulloso del subcampeonato: "Tenemos el séptimo u octavo coche de la parrilla"

Fernando Alonso ya está en Brasil, listo para participar en el Gran Premio que despedirá la temporada 2013 de Fórmula 1 y una generación de motores y otros componentes técnicos. La sensación de fin de curso se palpa en el ambiente, pero el asturiano aún tiene un objetivo pendiente antes de irse de vacaciones: hacer lo posible para que Ferrari termine segunda en el Campeonato de Constructores.

Cierto es que este año Interlagos no despertará en Fernando Alonso las mismas sensaciones que en el pasado, cuando Brasil fue el país donde se jugó el título de campeón del mundo. 2013 no ha sido una temporada como las anteriores, es inevitable llegar con "otra relajación", comenta, pero aun así cree que la cita sigue teniendo sus atractivos.

"Bueno, seguramente tuve la suerte de llegar muchos años aquí con opciones de ser campeón del mundo de Fórmula 1, en cuatro años me sucedió eso y bueno, este año venimos un poco más relajados, sabiendo que no tenemos mucho que ganar ni mucho que perder, intentaremos hacerlo lo mejor posible y sumar puntos pura el equipo en Constructores, pero seguramente con otra relajación".

Los meteorólogos no descartan la presencia de lluvia en Sao Paulo durante este fin de semana, una perspectiva que no desagrada del todo al bicampeón, que ha explicado a los medios cuál sería para él el fin de temporada perfecto.

"Intentando hacer una buena carrera. Las previsiones son de lluvia para todo el fin de semana, por tanto sabemos que puede ser complicado en ese sentido, puede ser una lotería. Te puede salir bien o te puede salir mal, y ojalá salga bien y no sé, acabar segundos en Constructores seguramente sería una manera fantástica de acabar, independientemente del resultado, y si puede ser con los dos coches en el podio o algo así sería un sueño no? pero bueno, después de seis carreras de no estar en el podio, y después de algunas carreras en las que incluso luchamos por puntuar, tampoco vamos a vender a nadie que vamos a hacer podio aquí porque hay que ser realistas".

Y es que Fernando declara que éste es el subcampeonato del que más orgulloso se siente, pues lo ha conseguido con un bólido que sitúa en la segunda mitad de la parrilla por su limitado potencial.

"Como te digo, contento de haber hecho un buen año, seguramente este es el subcampeonato que más orgulloso estoy, porque el año pasado acabamos segundos en constructores te deja siempre un sabor agridulce, porque en la última carrera estuvimos a punto de conseguirlo, sin embargo este año tenemos el séptimo o el octavo coche de la parrilla, vemos donde está también Felipe, cuántos puntos tiene Felipe, y por tanto el subcampeonato de este año lo valoro un poco más, y contento de este trabajo pero nunca contento cuando acabas contento, por lo tanto ojalá el año que viene podamos hacer un trabajo muy peor que el de este año, pero ganar".

¿Cambiarán las cosas en 2014? ¿Dará Ferrari en el clavo con el nuevo reglamento técnico y sabrá imponerse por fin a Red Bull? Todo lo que se diga ahora es, en opinión de Fernando, pura y simple especulación.

"Esperemos que sí, pero es inútil decirlo ahora, entre esperanzas ahora cuando faltan tantísimos meses y n o hay nada, ningún hecho digamos, solo son números, papeles, y todo el mundo es optimista en noviembre, todos los años siempre va a ser el coche definitivo, el coche total, y luego es Red Bull quien lo hace. Por lo tanto, cuando lleguemos a los primeros entrenos de enero, de febrero veremos dónde está el coche y hasta allí hay que trabajar y hablar menos".

Brasil será una carrera muy especial para Mark Webber y Felipe Massa, una carrera de despedidas. "Bueno, todas las últimas carreras del año siempre hay idas y venidas de algunos pilotos, la más significativa será la de Webber porque el año que viene no estará, pero bueno,  intentando y deseando que le salga bien la carrera, ojalá pueda estar en el podio o ganarla incluso y despedirse con un buen sabor de boca, y luego, de Felipe, como digo, intentar que le salgan bien las cosas, ayudarle en lo que sea posible, lo que quiere decir ayudar al equipo también, y que el año que viene no sea demasiado fuerte, que no nos ponga las cosas demasiado difíciles".

Back to top